Diamond Punk de Audemars Piguet

El Diamond Punk de Audemars Piguet

El “Diamond Punk” de Audemars Piguet es uno de estos relojes que, por mucho que pasen los años, lo sigues recordando. Al menos así fue mi caso cuando en 2015 lo vi en la lista de los relojes que competían para el Gran Premio de Relojería de Ginebra. Eran varios los relojes que participaban para ganar uno de los 12 premios, pero he de admitir que, de todos los participantes, mis ojos se iban hacia él, consiguiendo eclipsar a los demás. Lo cierto es que tenía una corazonada que me decía que este reloj iba a ser el ganador de la categoría reloj joya y así fue.

Audemars Piguet se llevó aquel año uno de los doce trofeos en bronce dorado con forma de mano, representando el savoir-faire y maestría, algo indispensable para que un reloj del calibre del Diamond Punk viera la luz.

No se trata de un reloj convencional, sino de un reloj con un diseño muy atrevido tal como lo marcan los códigos del diseño gráfico de la era punk. Aquí las icónicas crestas del punk adoptaron la forma de 56 pirámides de tres caras.

Engaste nieve:

Se trata de un engaste desarrollado por Jaeger-LeCoultre en 2002, donde la clave reside en jugar con diferentes diámetros de piedras para conseguir que el metal quede totalmente recubierto de gemas.

7.848 diamantes talla brillante (aprox. 33,35ct) fueron los encargados de cubrir todas y cada una de las pirámides del Diamond Punk de una manera peculiar, para que todo el oro blanco de 18 quilates estuviera recubierto de diamantes. Esto solo se podía conseguir con un engaste especifico; el denominado “engaste nieve”, el cual requiere de una precisión colosal. Ten en cuenta que si la disposición de piedras no es precisa el resultado será desastroso, haciendo que diversas zonas del reloj no queden debidamente cubiertas de diamantes. La clave estaba en que tenían que cumplir esta tarea alternando diamantes con diámetros que iban de 0,5 a 1,6mm.

¡Únete ahora a nuestro canal de Telegram!

Acceder al canal para curiosear

En este reloj, la hora se oculta bajo una tapa secreta que tenemos que deslizar sutilmente hacia el lado izquierdo. A medida que se va abriendo verás un espectáculo de luces gracias a su esfera engastada con 300 diamantes talla brillante (aprox. 0,92ct) que contrastan con unas agujas de oro azulado. En esta ocasión, el sol no te impedirá ver la hora, ya que el cristal de zafiro que protege la esfera del Diamond Punk está tratado con antirreflejo.

Tras 1.440 horas de mimo por parte del equipo de Aundemars Piguet, el Diamond Punk está listo para ser lucido en la muñeca de la afortunada que esté dispuesta a pagar los 702.000 francos suizos (impuestos no incluidos) que vale.

El Diamond Punk también está disponible en la versión diamantes y ónix.

No pierdas la oportunidad de ver a sus otros dos hermanos:

¡Sorprende a tus contactos compartiendo este artículo!

Déjanos tu comentario
SCROLL UP
error: Contenido protegido por derechos de autor.