Diamond Fury de Audemars Piguet

El Diamond Fury de Audemars Piguet

En el año 2016, justo un año después de haber salido a la luz el Diamond Punk (el primero que compone esta trilogía), era el turno del Diamond Fury. Se trata de un reloj que hizo temblar los cimientos de la alta relojería. A primera vista nos recuerda un caparazón que envuelve la muñeca de la persona que lo porta como si de un escudo se tratara. Pero lo que este reloj revela es la perfección de algunas facetas de Audemars Piguet, como son la creatividad, la tecnología punta y el carácter singular que se puede apreciar en el Diamond Fury.

Presentado como el hermano guerrero del Diamond Punk, el Diamond Fury cuenta con un diseño más agresivo y unas formas geométricas pronunciadas e inclinadas que dan ese toque de velocidad. Este reloj podría ser la metáfora de cómo avanza Audemars Piguet en este sector: de manera rápida, fuerte y diferenciándose de los demás.

A la hora de contemplar joyas de este calibre tengo muy en cuenta que tanto las partes que están a la vista como las que no, estén trabajadas con el mismo esmero. Y en estas maravillas de la relojería, mires por donde lo mires, no te cansarás de ver incontables detalles que algunas firmas deciden obviar. Todos estos detalles los puedes observar en la galería de imágenes.

Pavé:

Se trata de un engaste muy cuadriculado donde puedes unir varias piedras mediante una línea recta.

En este diseño los engastadores pasaron de un engaste nieve a un pavé de diamantes sobre una superficie de oro blanco de 18 quilates. Tras varias horas de trabajo, colocando uno a uno los diamantes que habitan este reloj, se consiguió cubrir al Diamond Fury con 4.841 diamantes talla brillante de los cuales 206 dan brillo a la esfera.

¡Únete ahora a nuestro canal de Telegram!

Acceder al canal para curiosear

En este caso, para ver la hora tenemos que hacer una maniobra precisa que consiste en presionar una zona concreta del reloj. Si lo hacemos de manera correcta, conseguiremos que algunas escamas del caparazón se levanten hacia un lateral de manera sutil, desvelando dos agujas de oro ennegrecido sobre un fondo de diamantes. Al igual que su antecesor, la esfera de diamantes del Diamond Fury está protegida con un cristal de zafiro con un tratamiento antirreflejo.

Si lo deseas, puedes ver en el siguiente video la materialización de más de 1.500 horas de pasión y precisión, entregada por el equipo altamente cualificado de Audemars Piguet.

Si te estas preguntando el precio de esta obra de arte, asciende a la suma de 529.200 francos suizos (impuestos no incluidos).

El Diamond Fury también está disponible en la versión diamantes y ónix.

No pierdas la oportunidad de ver a sus otros dos hermanos:

¡Sorprende a tus contactos compartiendo este artículo!

Déjanos tu comentario
SCROLL UP
error: Contenido protegido por derechos de autor.